lunes, enero 07, 2019

Volver al Amor... Volver a creer

“La Tierra tiene 4,6 billones de años. 
Escalémoslo a 46 años.
Nosotros hemos estado aquí 4 horas. 
La Primera Revolución Industrial comenzó hace 1 minuto.
En ese tiempo hemos destruido más del 50% de la selva tropical. 
Eso no es sustentable.”
— Neil Degrasse Tyson

Heavy... es necesario volver al modelo inicial del Ser Humano urgentemente pasar nuevamente de un modelo patriarcal, orientado a guerra, la violencia, la competitividad y la destrucción, al modelo de las primeras comunidades de seres humanos, un modelo Creador y Amoroso, donde abunde la colaboración y el respeto.
Este concepto nos ha sido arrebatado, e implica una re-construcción, más bien una de-construcción desde las propias bases de nuestra cultura, desde la Concepción inicial de DiOs en la  que se basa nuestra cultura, el DiOs de los hebreos y que nos ha sido legado por la tradición católica, predominante en Occidente, un DiOs patriarcal, poderoso, machista, castigador, destructor se contradice absolutamente con las primeras Diosas de la humanidad, creadoras, maternales, respetuosas y amorosas. Ejemplos hay muchos Hathor en Egipto, Afrodita en Grecia, la Pachamama en América Latina. 
Moisés destruyó el becerro de Oro, que se cree simbolizaba a la Diosa Hathor, ese es exactamente el momento en que la humanidad comienza su declive hasta ahora, está descrito en El libro del Éxodo. (Éxodo-32)
Curiosamente, el viril DiOs de los judíos, es también absolutamente femenino, aunque estos aspectos obviamente fueron aplastado por el machismo, misoginia y la violencia imperante en la época, y luego perpetuado por la tradición Católica al relegar el fundamental papel de las mujeres en la religión a un sitial absolutamente secundario.
Voy a demostrar que Yavé,  Nuestro Dios, es mucho más femenino de lo que creemos; 
El verbo “LeRajem (לרחם)”, que significa tener piedad o compasión, está relacionado con otras palabras tales como “querido/a, adorable” o “amado/a” (רחים), lo que significa que en el medio Semítico, alguien a quien amas es al final caracterizado con misericordia.
No se puede amar sin ser misericordioso.
Lo  fascinante es que la raíz de la palabra misericordia esta también relacionada con el embarazo.
La palabra hebrea para “útero”, el cual alberga y protege el embrión, desde la concepción hasta el nacimiento es – “Rejem (רחם)”.
Entonces: misericordia = útero
(El cáliz de Consagración del Vino, de la Misa, también es un Símbolo Tradicional del Útero y la Sangre)
La palabra Rajem, refiriéndose a la Misericordia de Dios, está descrita tanto en el Antiguo como en el Nuevo testamento, está escrita en muchos Salmos, y además en especial y curiosamente también en el libro del Éxodo, 
"'YAHWEH, YAHWEH, Elohe (Dios) compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en (Amor) rajem y fidelidad” (Exodo 34: 6,7)
Y también en Mateo 6:12, cuando Cristo enfatizó nuestra necesidad de expresar rajem a otros, “Y perdónanos nuestras deudas, en la medida como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores."
El papel secundario, relegado y oscuro, de las mujeres en la Iglesia cristiana, no estaba en las escrituras iniciales, las primeras mujeres y discípulas de Jesús, sobretodo su madre María, y en María Magdalena, una de sus discípulas favoritas, que algunos han creído que también era una Apóstol, era muy importante. El papel de las mujeres en el Ministerio de Jesús, fue fundamental. El papel de las mujeres en la Iglesia Occidental actual también, sin embargo, los privilegios siempre están con los dominantes, es decir los hombres, por esa mala concepción acerca de DiOs. 
¿Qué pasó en el intertanto, para que estemos cómo estamos ahora?
Debemos achacar ese cambio, esta realidad de subordinación e invisibilidad de las mujeres en la Iglesia a un machismo exacerbado de los judíos, que se mantiene hasta el día de hoy, pero también a la profunda envidia de el Padre de la Iglesia; el obtuso Pedro, hacia una de las discípulas predilectas de Jesús, María Magdalena.
Por suerte, la historia se ha encargado de ponerlo en su lugar, a través del descubrimiento de varios textos históricos y absolutamente reales, de los primeros cristianos en 1945 en Nag Hammadi, uno de ellos El Evangelio de Tomás, dice en el último capítulo:

114. Simón Pedro les dijo: «¡Que se aleje Mariham de nosotros!, pues las mujeres no son dignas de la vida». Dijo Jesús: «Mira, yo me encargaré de hacerla macho, de manera que también ella se convierta en un espíritu viviente, idéntico a vosotros los hombres: pues toda mujer que se haga varón, entrará en el reino del cielo».

¿Interesante, no es verdad?

Finalmente, lo único que se necesita para salvar a la humanidad de su inminente destrucción, es más espiritualidad aunque vuelta a las raíces, la respuesta es ante Todo EL AMOR, Cristo lo dijo: “Amarás a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo. En eso se resume todo. ( Marcos 12, Mateo 22, Lucas 10)
Pero el Amor es Rajem es un Amor de Madre, un Amor intenso, apasionado e incondicional,  hacia nosotros mismos, y todos los otros seres que pueblan la tierra, el mismo Amor que Di@s tiene con nosotros, a cada segundo de nuestra existencia.
Es la única manera de sobrevivir a los tiempos que nos han tocado vivir.

De-construir la sociedad y nuestra realidad, desde algo competitivo, destructivo y piramidal hacia algo colaborativo, creador y horizontal.
(Ícono representando el Símbolo Católico de la Sagrada Trinidad de Andrés Rublev en 1425, nótese que las figuras, que representan al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo son muy femeninas, y que en el vacío que conforman, se dibuja un Cáliz, sospechosamente parecido a un Útero)

domingo, enero 06, 2019

¿Qué se ama cuando se ama?

A ti; ... gracias por mostrarme ese viejo paraíso...

¿Qué se ama cuando se ama?

¿ Qué se ama cuando se ama, mi Dios: La Luz, terrible de la vida
 o la Luz de la Muerte?¿ Qué se busca, qué se halla, qué
es eso: amor? ¿Quién es?; la mujer con su hondura, sus
rosas, sus volcanes,
o este sol colorado que es mi sangre furiosa
cuando entro en ella hasta las últimas raíces?

¿ O todo es un gran juego, Dios mío, y no hay mujer
Ni hay hombre sino un solo cuerpo: el tuyo,
Repartido en estrellas de hermosura, en partículas fugaces
De eternidad visible?

Me muero en esto, oh Dios, en esta guerra
De ir y venir entre ellas por las calles, de no poder amar
Trescientas a la vez, porque estoy condenado siempre a una,
a esa una, a esa única que me diste en el viejo paraíso.

Gonzalo Rojas

El fornicio

Te besara en la punta de las pestañas y en los pezones, te
Turbulentamente besara,
Mi vergonzosa, en esos muslos
De individua blanca, tocara esos pies
Para otro vuelo más aire que ese aire
Felino de tu fragancia, te dijera española
Mía, francesa mía, inglesa, ragazza,
Nórdica boreal, espuma
De la diáspora del Génesis, ¿ qué más
Te dijera por dentro?
¿Griega,
Mi egipcia, romana
Por el mármol?
¿Fenicia,
Cartaginesa, o loca, locamente andaluza
En el arco de morir
Con todos los pétalos abiertos,
Tensa cítara de Dios, en la danza
Del fornicio?

Te oyera aullar,
Te fuera mordiendo hasta las últimas
Amapolas, mi posesa, te todavía
Enloqueciera allí, en el frescor
Ciego, te nadara
En la inmensidad
Insaciablr de la lascivia,
Riera
Frenético el frenesí con tus dientes, me
Arrebatara el opio de tu piel hasta lo ebúrneo
De otra pureza, oyera cantar a las esferas
Estallantes como Pitágoras,
Te lamiera,
Te olfateara como el león
A su leona,
Parara el sol,
Fálicamente mía,
¡ te amara !

Gonzalo Rojas

Oscuridad hermosa

Anoche te he tocado y te he sentido
Sin que mi mano huyera más allá de mi mano,
Sin que mi cuerpo huyera, ni mi oído:
De un modo casi humano
Te he sentido.

Palpitante,
No sé si como sangre o como nube
Errante,
Por mi casa, en puntillas, oscuridad que sube,
Oscuridad que baja, corriste, centelkeante.

Corriste por mi casa de madera,
Sus ventanas abriste
Y te sentí latir la noche entera,
Hija de los abismos, silenciosa,
Guerrera, tan terrible, tan hermosa
Que todo cuanto existe,
Para mí, sin tu llama, no existiera.

Gonzalo Rojas

A lo que ella aullando:

“ Tengo una grande y determinada determinación de no parar
hasta llegar, venga lo que viniere, suceda lo que sucediere,
trabaje lo que trabajare, murmure quien murmurare, siquiera me
muera en el camino, siquiera se hunda el Mundo”

Así,
equívocas doncellas, húndanse, acéitense
locas de alto a bajo, jueguen
a eso, ábranse al abismo, ciérrense
como dos grandes orquídeas, diástole y sístole
de un mismo espejo.

De ustedes
se dirá que amaron la trizadura.
Nadie va a hablar de belleza.

Gonzalo Rojas

Una carta...

Del libro... “Dos prisioneros” de Lajos Zilahy

“ Tras largas luchas internas, me he resuelto dirigirle esta carta sin preguntarme si tengo el derecho de irrumpir en su vida con mis propios sentimientos; pero ya no puedo soportar el hecho de seguir aislado con mi dolor, pues, desde que la conocí, su presencia en el mundo es un sufrimiento para mí. Ha habido días, semanas tal vez, durante los cuales la he olvidado por completo; pero ahora, y como por una fatalidad, estoy dominado nuevamente por este sentimiento. No tengo un instante de respiro, como si toda mi vida estuviese envenenada. Me siento triste.
No tome esta carta por una trivial declaración de amor. Tal vez no puedo expresarme bien, pero lo que siento es más que amor; si hay una palabra para expresarlo, tal vez sea la fatalidad o la suerte que me impulsa hacia Usted. Pienso constantemente en Usted, y con todos mis pensamientos estoy arrodillado a sus pies.
Si siente algo por mí, no amor, sino compasión o amistad, le suplico que me ayude, me proporcione la oportunidad de decirle todo esto de viva voz; tal vez así encuentre la calma, y mi corazón no me hará sufrir tanto.
La esperaré mañana, hacia las dos, en el corso, frente al quiosco.
Es inutil que firme, ¿ no es verdad? Usted bien sabe quién soy.”

sábado, diciembre 29, 2018

En camino...

Estas palabras reflejan exactas como estoy yo, el camino que hoy comienzo a día de hoy, tienen tanto, tanto sentido, hermoso que vuelva a ellas a tan corto tiempo de iniciar un nuevo Año, de este casi medio siglo de vida, que se viene renovador, desafiante,  lleno de energías positivas y de descubrimientos interiores, y donde espero acercarme un paso más a la Sabiduría y la Conciencia.

“Inmóvil, permanecía allí, parado y por un instante, apenas el lapso de una aspiración, sintió frio en el corazón; se percató  de hasta a qué punto se hallaba solo y sintió que algo, semejante a un pequeño animal, pájaro o liebre, se helaba en su pecho. Durante años careció de hogar y ni siquiera reparó en ello. Ahora sí. Inclusive en los momentos de más profunda abstracción había sido el hijo de su padre, un intelectual, un hombre respetado. Ahora era únicamente un Ser despierto, nada más.
Aspiró aire con todas sus fuerzas y durante un momento tiritó. Su soledad era absoluta. No existía un solo noble que no tuviese relaciones con otro noble, ni un obrero que no conociese a otros obreros, a quienes pudiese recurrir, cuya existencia compartir, no existía un solo monje, que como tal, no contase entre los monjes y no viviese con ellos, ni un asceta que no encontrara refugio junto a los ermitaños. Su amigo se había hecho monje y otros monjes de hábito, creencias y lenguas idénticos eran sus hermanos. Mas él, ¿a quién, a qué pertenecía? ¿Qué vida compartiría? ¿Qué lengua hablaría?
En ese instante le pareció que el mundo se hundía en la nada.Más al sentirse perdido como una estrella en el cielo, al sentir que su corazón se helaba y su coraje flaqueaba,se endureció, se irguió más fuerte, mas que nunca en posesión de su yo. Había comprendido que esta última experiencia suya era el postrer estremecimiento del despertar, el último espasmo del nacer. Volvió entonces a ponerse en marcha, rápidamente, con la impaciencia de un hombre urgido en llegar, ¿donde? No lo sabía; pero no era a su hogar, ni al de su padre.

Bien, todas estas cosas perecederas han vuelto a desprenderse de mí, heme aquí, bajo el sol, solo, como cuando pequeño: no tengo nada, no sé nada, de nada soy capaz, puesto que nada he aprendido. ¡Singular condición la mía! Ya no soy joven, mis cabellos están grises y mis fuerzas menguan. Empero, debo recomenzar, como si fuera un niño. Este pensamiento le hizo sonreír. En verdad su destino era extraño. En lugar de avanzar había retrocedido sobre sus pasos, y una vez más se encontraba sólo en el mundo, las manos vacías y sin nada. No experimentaba, sin embargo, pesar alguno; al contrario, más bien se sentía movido a reir de su situación, a reirse de sí mismo y del mundo entero, tan grotesco y tan loco.

¡Pero qué camino el mío! Cuando pienso que he debido cruzar por tamañas tonterías, por tantos vicios, errores, ascos, desilusiones y miserias para sólo volver a ser un niño que ha de comenzar de nuevo. Sin embargo, ha sido por mi bien; mi corazón me lo grita, y también la alegría que brilla en mis pupilas. Me fue necesario vivir en la desesperación, envilecerme hasta el más cobarde de los pensamientos, el suicidio, para lograr mi perdón y escuchar el Om, para gustar el dormir verdadero y su despertar. Hube de pasar por la locura a fin de llegar hasta Dios. Debí sucumbir al pecado para renacer a la vida.¡ Adonde me llevará esta senda! Sea como fuere, la seguiré. ¡Oh! Cuánto de bueno hay en mi vida, cuanto de maravilloso en mi nueva libertad. Desde niño, sé que los placeres del mundo y las riquezas no valen gran cosa, pero sólo hoy lo comprendo.

Tu maestro vale más que sus palabras, su manera de vivir y de obrar tiene más peso que sus discursos, un sólo ademán suyo tiene mayor trascendencia que sus opiniones. No es en los discursos ni en el pensamiento que reside su grandeza, sino en sus actos, en su vida.

Aquel que en verdad busca y en quien se ha hecho carne el deseo de encontrar, no debería adoptar doctrina alguna. Al contrario, el que encuentra puede admitirlas todas. Nada lo separaba ya de las mil otras doctrinas nacidas de lo Eterno, todas impregnadas de divinidad.

La sabiduría no se transmite. La ciencia que el sabio intenta comunicar suena siempre a locura. Puede comunicarse el saber, pero no la sabiduría. Cabe encontrarla, vivirla, hacer de ella un sendero, pero en punto a decirla y a enseñarla, ¡no, esto no se puede!

Al buscar, ocurre fácilmente que nuestros ojos sólo ven el objeto que perseguimos.Por ello, porque todo lo demás es inaccesible a nuestros ojos, porque sólo pensamos en aquella meta que nos hemos fijado, esta nos posee por entero y nos hace imposible el encontrar. Quien dice buscar, significa un fin. Pero encontrar es ser libre, estar abierto a todo, no tener fin determinado alguno. Tú venerable, sin duda buscas en verdad, pero la meta que tienes ante tus ojos y tratas de alcanzar te impide justamente ver lo que muy próximo a ti se halla.

Nada de esto era nuevo, pero jamás lo vio; su pensamiento lo alejó para siempre. Ahora, próximo a estas cosas, sentíase parte de ellas. La luz y las sombras habían encontrado el camino de sus ojos, la lina y las estrellas de su alma. El verdadero tesoro y el secreto del Poder del Maestro, no eran su doctrina misma, sino que ese algo inexpresable que ninguna ciencia enseñaba y que el Sublime viviera en la hora de su Iluminación. Y era justamente para vivirlo también él  que partió. Desde mucho tiempo atrás sabía que su yo y Dios eran uno solo, de la misma esencia.  Más nunca pudo él encontrar realmente ese yo, porque siempre había intentado aprisionarlo entre las mallas del pensamiento. Era evidente que el cuerpo, juguete de los sentidos, no era el yo, y que tampoco lo era el pensamiento, ni la razón, ni los conocimientos adquiridos, ni el arte aprendido de inferir conclusiones o de forjar nuevos con los antiguos. ¡ No, este mundo del espíritu también pertenecía al “más acá”, y destruir el yo accidental de los sentidos a nada conducía si, en cambio, se lo continuaba nutriendo con pensamientos y saber! Los pensamientos y los sentidos ciertamente eran cosas buenas, se los debía escuchar, sin hacerles excesivo caso o demasiado poco, y a través de ellos sorprender la secreta voz interior. Someterse así, no a una orden exterior, sino sólo a una voz, estar listo, he aquí lo que importaba. Todo lo demás carecía de significado.

Una buena estrella te escolta - expresó al despedirse; todas las puertas se abren ante ti, unas después de otras. ¿ Cómo explicarlo? ¿ Posees algún hechizo?
Contestó: Te decía ayer que sabía reflexionar, esperar y ayunar, aunque a tu opinión ello no sevía para nada. Verás que en verdad es sumamente útil, y comprenderás que allá en sus selvas, los ermitaños aprenden multitud de cosas que vosotros aquí ignoraís totalmente.

-¿Qué sería de ti si yo no te ayudara?
Querida. Yo di el primer paso. Era mi intención que la más hermosa de las mujeres me iniciara en el amor. A partir del momento en que tomé esta determinación, sabía que la cumpliría. Sabía que tú me ayudarías: lo sabía desde tu primera mirada.
-¿ Y si yo no hubiera querido?
Pero lo has querido. Escucha. Si arrojas una piedra en el agua, baja hasta el fondo por el camino más corto. Igual ocurre cuando me propongo alcanzar una meta. No me muevo: espero, reflexiono, ayuno; pero pasa a través de las cosas del mundo como la piedra desciende por el agua, sin hacer nada, sin moverse. Su meta lo atrae y no tiene más que dejarse ir; nada susceptible de distraerlo toca su alma. Quien sabe reflexionar, esperar y ayunar logra su objetivo. Y a cada uno le es dado hacer estas tres cosas.

En efecto, jamás le fue posible a su corazón fundirse con el del ser amado, darse hasta el pleno olvido de sí mismo, hasta cometer locuras de amor, en esta incapacidad suya residía, creía él entonces, la gran diferencia que lo separaba del común de los mortales. Se había trocado en un hombre como los demás, ahora sufría por otro, se apegaba a él, su amor lo perdía e impelía a la locura. Una vez en su vida, aunque tardíamente, vivía aquella pasión, la más fuerte y extraña, dolorido, llegaba a inspirar piedad, y sin embargo era feliz. Percatábase de que este amor obcecado constituía una pasión, más al mismo tiempo vislumbraba el valor y la necesidad que entrañaba. Emanación de su propio ser, representaba por tanto un placer, un dolor que debía aún sobrellevar, una locura que cometer.

Pero la herida del alma continuaba sangrando. En su corazón guardaba el dolor que lo roía, alimentándolo. Abandonándose allí a todas las locuras del amor. La llama no se extinguía por sí misma.
Mientras los pensamientos se iban alejando de él y de su herida, menos se asombraba y mejor comprendía que cuanto sucedía era natural y en el orden de las cosas. Su herida florecía ahora, su dolor irradiaba; en su yo habíase fundido con la unidad, con el todo. Desde ese instante, cesó de luchar contra el destino; cesó de sufrir. Su semblante decía la serenidad del saber al que ninguna voluntad perturba, del saber que sabe de la perfección y que se aviene con el río de los destinos, con el río de la vida, que hace suyas las penas y las alegrías del universo, que se abandona entero a la corriente, que es parte de la unidad, del todo.

Aunque estuviera ya cerca de la perfección y el recuerdo de su último dolor le torturaba todavía, consideraba a estos hombres sencillos como sus hermanos, habíasele esclarecido el sentido de todas estas necesidades pueriles y todas estas aspiraciones ingenuas e irrazonables, pero tan poderosas en la vida, no aparecían más a sus ojos como cosas despreciables. Por ellas los hombres cumplían lo imposible, realizaban largos y duros viajes, soportaban sufrimientos infinitos, resistían todo; y esto hacía que él los amase. En cada una de sus pasiones y actos descubría la vida, lo animado, lo indestructible. El sabio, el pensador, únicamente les era superior en una cosa muy pequeña, muy pequeña: su conciencia de la unidad de lo viviente. Poco a poco desarrollábase y maduraba en él, la cabal noción de la sabiduría verdadera, objetivo de sus largas búsquedas. Predisposición del alma, capacidad o arte misterioso de identificarse a cada instante de la vida con la idea de la unidad, en ello residía el saber supremo. ¡Sentir la unidad en todas partes! ¡Respirarla!

-Dime, ¿también a ti te inició el río en el misterio de la inexistencia del tiempo?, con ello quieres significar que el río está simultáneamente por doquier: en su fuente y en su desembocadura, en la catarata, en el arroyo y en el rápido, en el mar y en la montaña; en todas partes al mismo tiempo y que no hay en él la menor partícula de pasado o la más breve de tiempo venidero, sino solamente el presente. Cuando lo supe, arrojé una mirada sobre mi vida, y ella también se me apareció como un río, y ví que nada real, sino únicamente sombras, separaban al niño, del hombre, del anciano. Nada ha sido, nada será; todo es, todo vive y pertenece al presente. ¡Oh sí! Comprendo ahora que el sufrir, las zozobras y todo aquello del mundo que nos es hostil y agobiante únicamente existe en el tiempo; y que todo ello desaparece y se supera una vez vencido éste, desde el momento en que mediante el pensamiento hacemos abstracción de él.

El sentimiento del presente y de la simultaneidad de los tiempos, el sentimiento de la eternidad se hizo en su alma. Y entonces sintió, hondo, más hondo que jamás, la indestructibilidad de cada vida, la eternidad de cada instante.

No respondió, no estoy ni jamás he estado en la indigencia. En efecto, carezco de todo, si con ello entiendes que no poseo nada. Pero es por mi voluntad; por lo tanto no estoy en la indigencia.
-¿ De qué te sirve? ¿ El ayuno por ejemplo? Para muchas cosas. Si un hombre carece de comida, ¿qué mejor que ayunar? Sabiendo ayunar, puedo esperar tranquilamente: no conozco la impaciencia ni la necesidad. Aunque el hambre me acose duramente. He aquí para que sirve el ayuno.

Y recuerda amigo mío, que el mundo que vemos se transforma incesantemente: nuestros vestidos, nuestro peinado, nuestros cabellos e inclusive nuestro cuerpo cambian.
Hay personas que con harta frecuencia se ven obligadas a cambiar de condición, a llevar toda suerte de vestidos.Yo soy de ellas, querido mío.

Lo contrario de cada verdad es tan verdadero como la verdad misma. Te lo explicaré: una verdad, cuando es unilateral, sólo puede expresarse con palabras que la encubren. Y unilateral es todo lo que puede pensarse y traducirse en palabras; sólo es mitad o parte, carece de totalidad, de unidad. Cuando el Maestro hablaba al mundo de su enseñanza, veíase obligado a dividirlo en errores y verdades, en sufrimiento y liberación.Pero en el mundo en sí mismo, lo que existe en nosotros y afuera, jamás es unilateral. Nunca un ser humano o una acción es plenamente bien o mal, así como tampoco un hombre nunca es cabalmente un Santo o un pecador. Harto fácilmente nos equivocamos, pues por naturaleza propendemos a creer que el tiempo es una cosa real.¡El tiempo no es una realidad, muchas y muchas veces lo he sentido! Y si el tiempo no existe, el instante que parece mediar entre el mundo y la eternidad, entre el sufrimiento y la felicidad, entre el bien y el mal, no es más que una ilusión. El mundo, no es una cosa imperfecta o en vías de lento perfeccionamiento. ¡no, es perfecto en cualquier momento! El pecado entraña su perdón, dentro del niño alienta el anciano, cada recién nacido lleva en sí la muerte, cada mortal la vida eterna. Por la meditación profunda puede el hombre evadirse del tiempo, considerar como simultáneo todo lo que ha sido, lo que es y lo que será en el futuro, y como todo es perfecto, Todo es. Y por ello digo que lo que es, está bien; y todo me es igual: la muerte o la vida, el pecado o la santidad, la prudencia o la locura. Todo debe ser así; únicamente me cabe aceptarlo, quererlo, comprenderlo con amor. Sólo después de vivir en la más vergonzosa de las desesperaciones pude frenar mis afanes y mis pasiones; tremendo dolor costóme amar el mundo verdadero, no confundirlo con aquel mundo imaginado deseado por mí ni con el género de perfección que mi espíritu se representaba. Aprendí a tomarlo tal cual es, a amarlo y a ser parte de él.

Con el tiempo esta piedra será tierra, y de esta tierra nacerá una planta, un animal o un ser humano. Hoy diré: esta piedra es una piedra, es también Dios; no porque un día pueda trocarse en esto o aquello la venero y la amo, sino porque todo lo es ya, desde hace mucho tiempo, desde siempre y la amo precisamente porque es piedra, y porque como piedra se presenta hoy ante mí, cada una tiene su peculiaridad y dice el OM a su manera, cada una es todo siendo a la par una piedra: y justamente por ello me gustan y me parecen maravillosas y dignas de ser adoradas. reside aquí una enseñanza, y es que el amor, debe dominarlo todo. Analizar el mundo, explicarlo, despreciarlo, tal vez sea la labor de los grandes pensadores, más para mí solo vale el ser capaz de amarlo sin desprecio, el no odiarlo a él y a mi mismo al mismo tiempo, el unir en mí amor, en mi admiración y en mi respeto, a todos los seres de la tierra, sin excluirme."

Fragmentos de Siddartha de Herman Hesse

jueves, diciembre 27, 2018

Con Amor...

“En el atardecer de nuestras vidas, seremos juzgados en el amor”

Ayer por la tarde, estaba ordenando mis libros, debí deshacerme de al menos 200 de ellos para iniciar esta nueva vida que comienza el 2019. Este nuevo medio siglo de vida, que viene como un gran desafío...
Entre las hojas de libros,   mientras revisaba y seleccionaba cuáles se quedarían conmigo y cuales se irían a caminar otras sendas, encontré dos textos dirigidos a mí que me emocionaron mucho,  esos textos olvidados,  me reconectaron con algo que creía perdido, o más aún, que nunca tuve, y me dí cuenta que en verdad, siempre ha estado conmigo...
Esa demostración del Amor del Otro hacia nosotros, esa desnudez de la Emoción y del Alma del Otro, proyectada hacia tu Ser Íntimo, siempre ha estado ahí, acechándonos aún en la nostalgia, esa conexión con ese leve y breve momento de otro tiempo, perdido para siempre, que nos hace recordar esa calidez, que da alas crecientes a esa sensación inmensa que se eleva en medio de nuestro pecho, que nos hace humedecer los ojos y llorar... cuando nadie nos ve.

31 de Julio 2007

Tu sonrisa me da sed, me endulza
Tu cuello mata mi hambre, me sala
Tu boca quiebra la paz...
Tu mirada confirma todo
Opaca un cielo en estrellas

Tu camino es mi piel, te endulza
Tus pasos abren las puertas de mi alma
Tu boca quiebra la paz...
Tu sonrisa confirma todo
Opaca un cielo en estrellas

Y cada vez que yo te miro empieza el mundo a girar
Y cada vez que yo te canto tú tienes el poder del mar.
Por cambiarme el sabor del día
Mereces beber toda mi alegría.

“El poder del mar” Javiera Parra

En la distancia recorrida de 233 días de conocer tu cuerpo y aumentar tu placer, 233 días para abrir el deseo, 233 días para callar y solo leer tus ojos, 233 días de palabras no dichas... No entiendo porqué aún no se agota.  ¿Se agota? 233 días solo para tus ojos. Con extraño cariño P.

Julio de 1991

Fragmentos de “La copa de las hadas” de Rubén Darío

Las hadas- aquella tropa brillante - Paulina, que he dicho,
Por un extraño capricho,
fabricaron una copa,
rara, bella, sin igual,
Y tan pura como bella,
pues aún no ha bebido de ella
ninguna boca mortal.
De una azucena gentil
Hicieron el cáliz leve,
Que era de polvo de nieve
Y palidez de marfil.
Y la base fue formada
Con un trémulo suspiro,
De reflejos de zafiro
Y de luz cristalizada.
La copa hecha, se pensó
En qué se pondría en ella
(Que es el todo, niña bella,
De lo que te cuento yo)
Una dijo: “La Ilusión “,
Otra dijo: “La Belleza”
Otra dijo: “ La Riqueza”,
Y otra más: “ El Corazón”.
La Reina Madre, dijo a la
Espléndida tropa:
“Que se ponga en esa copa
La felicidad completa”...

... Ya la Reina Madre habló,
Cesó su olímpico gesto, y
Las hadas tanto han puesto
Que la copa se llenó.
Amor, delicia, verdad,
Dicha, esplendor y riqueza,
Fe, poderío, belleza...,
¡Toda la felicidad!
Y esta copa se guardó
Pura, sola, inmaculada
¿Donde?
En una isla ignorada
¿De donde?
¡Se me olvidó!
¿Fue en las islas de las rosas,
En el país de los sueños,
En donde hay niños risueños
Y enjambres de mariposas?
.............
Esto nada importa aquí,
Pues por decirte escribía
Que esta copa, niña mía,
La deseo para tí.

A mi querida Paulina,
En su tránsito por la madurez,
Te deseo todo el contenido de la copa,
Que te ayude a mirar siempre a lo alto,
A lo Invisible, a lo que te aleja de lo burdo
De la existencia cotidiana, a cultivar lo que
Hace brotar sonrisas de primavera en el
Rostro de los Seres, iluminando así el frio
Mundo rígido e Invernal.

Con amor,

Mamá

Julio 1991


viernes, diciembre 21, 2018

Ese extraño vacío, en medio de nuestro pecho...

Hay momentos en que sentimos, una gran desazón, que es inexplicable, aparentemente todo anda bien, somos exitosos, tenemos reconocimiento, independencia, una pareja o una causa profunda que nos mueven,  y sin embargo nos sentimos desconectados, no sólo con nosotros mismos, si no que con el resto, y una sensación de frialdad extrema viene a anidar en medio de nuestro pecho... y no nos deja dormir en las noches...y a veces nos hace gritar de angustia, mientras tratamos de entender qué es lo que está mal, sin poder entenderlo.

Quiero ahondar en 4 causas posibles de ese sentimiento o sensación:

1/ Cuando nos falta ILUSIÓN: A veces, nos volcamos tanto en el trabajo, en los logros externos, en las apariencias y en la seguridad material, nos hacemos TAN ADULTOS, que descuidamos ese ser niño, que nos conecta con esa parte lúdica y de asombro ante la maravilla que es la Vida en Sí misma. El juego y la diversión son muy importantes para la vida diaria.
Si hacemos de la vida una lista interminable de cosas por hacer, obligaciones, horarios, pagos, cosas aburridas y rutinarias, es normal que nuestro ser esencial, se queje y nos trate de decir que “nos falta algo”, porque efectivamente es así. Nos falta la aventura, la belleza, la alegría, la diversión, en suma nos falta; ¡¡¡¡LA PASIÓN POR VIVIR!!!!
Si estás notando que a tu vida le falta ILUSIÓN, te sugiero:
1. Imponte momentos de relax y desconexión, da un paseo por un bosque, date un baño con sales aromáticas, o duerme un sueño tranquilo y reparador.
2. Practica tus aficiones y haz las cosas que te encantan de forma regular. Canta, baila, viaja, pinta, fabrica barcos de madera, resuelve rompecabezas, haz senderismo, descubre nuevos paisajes, riega las plantas, pasea a tu perro, lee tu libro favorito, en fin.  Estas aficiones no son un “lujo” del que podamos prescindir, sino que nuestro motor para la ilusión y las ganas de vivir. Tienes que darle la prioridad y la importancia que merecen.
3. Haz cambios y prueba hacer cosas nuevas. La novedad tiene un poder energético y vigorizante. Si eres una persona que se pone nerviosa con los cambios, te sugiero que partas por cosas pequeñas: cambia  algún mueble, genera una nueva rutina para ir al trabajo,  cambia tu modo de vestir, el lugar de veraneo, el restaurant favorito, en resumen pon MAGIA en tu vida cotidiana.
Si eres de emociones más fuertes, podrías plantearte seriamente CAMBIAR DE VIDA. Por ejemplo de ciudad, de casa, de trabajo, de amistades y relaciones. Sí, lo sé, da miedo, te lo puedo decir porque yo he estado muchas veces ahí, pero quizás esa sensación de vacío existencial lo que te pide es que des un paso hacia lo desconocido...ese salto al vacío tan necesario a veces.

2/ Cuando te falta un PROPÓSITO: Encontrar este Propósito es descubrir para qué hemos nacido, cómo podemos desplegar nuestro mayor potencial y cómo contribuimos a la sociedad, lo que nos hace sentir vivos y aportando a nuestro mundo.
Muchas veces, cuando decimos, pero “¿Qué me pasa....? Si lo tengo todo para ser feliz...” no nos damos cuenta, que ese “todo” es lo que agrada a nuestros padres, o a nuestro círculo social, pero no a nosotros mismos.
Si estamos cumpliendo el propósito de otros en vez del nuestro, es lógico que aparezca esa sensación de vacío. Porque nadie puede ser feliz cumpliendo expectativas de otros.
Aquí te puede aparecer una gran reflexión, respecto a cuáles son tus talentos, cuál es tu vocación, qué es lo que deseas en verdad. La pregunta importante en el momento en que descubres esto,  es:
¿Cómo es posible que no sepa quién SOY, ni lo que QUIERO?
Esta reflexión hecha con profundidad, te puede llevar a lugares dolorosos y/o desconcertantes... pero es el nudo que tienes que resolver para avanzar hacia el descubrimiento de tu misión personal en esta vida.
Si notas que a tu vida le falta PROPÓSITO, te sugiero:
1. Que reflexiones y trates de averiguar dónde, cuando y porqué perdiste el contacto con tus propios deseos.
2. Te propongo además que marques un plan de acción para descubrir qué es lo que realmente has venido a hacer a esta Vida.


3/ Cuando a tu vida le falta AMOR, comprensión y ternura: Este punto me toca sobremanera hoy, porque es exactamente con lo que estoy lidiando a día de hoy, en mi propia sensación de vacío.
No se puede vivir sin AMOR, y no estoy hablando del AMOR del Ser Creador, que es infinito y que nos acompaña en todos los momentos de nuestra vida, estoy hablando del Amor de los otros y con los otros. El Amor es una necesidad humana fundamental, biológica, social, inscrita en cada célula de nuestro cuerpo. Algunas personas, ya sea por heridas emocionales y/o traumas de diversa índole, se han esforzado en creer que el amor es “opcional” y que es suficiente tener dinero, estímulos mentales o materiales, o sexo para vivir una vida provechosa. Esto no es así. Un estudio de la Universidad de Harvard, hecho durante más de 75 años a grupos de hombres de diferentes realidades, clases sociales y estados, descubrió que los que tenían vidas más largas y felices, cumplían con 3 características: No estaban solos, habían desarrollado un vínculo emocional importante en su vida con al menos un ser humano, y también tenían redes que los apoyaban. Todos estos hechos sociales, y no materiales.
Aquí viene el consejo, en que comenzaré a trabajar en mí desde hoy mismo:
Antes de buscar amor desesperadamente en los demás, dátelo a ti mism@.
Deja de criticarte, trátate bien, con respeto, con amabilidad, como lo harías con tu mejor amigo.
En segundo lugar, te propongo quitarte las máscaras de persona fría, lógica y resolutiva (que seguramente mantienes por miedo, o porque te enseñaron  que en la vida hay que ser así, objetivo y fuerte en todo momento) y conéctate con tus reservas de suavidad, cariño y ternura que todos poseemos...con esa tremenda ternura que guardamos dentro y que por vergüenza o falta de costumbre, no dejamos salir.
El contacto con tu propia vulnerabilidad te llevará a relacionarte con los demás de forma más rica, intensa y amorosa. Y ese flujo de dar y recibir amor es el que finalmente te sanará.

4/ Cuando a tu vida le falta FE: Nuestra existencia no se centra sólo en las necesidades materiales y emocionales. En todos nosotros existe anhelo de lo Divino, que nos conecta a nuestro Ser más íntimo. Hay personas que aún viviendo con ilusión, conectadas con su propósito y con amor, siguen sintiendo que les falta algo. El remedio para esto pasa por conectar con lo Divino y más grande que nosotros que nos llama insistentemente.
En esta tarea la razón no tiene cabida, ya que la necesidad espiritual no es algo que pueda explicar la mente lógica, por ello el camino pasa por desarrollar y fiarnos de nuestra intuición. Esta intuición es la que nos llevará hacia maestros, libros, templos y tradiciones que irán saciando ese anhelo de lo divino.
En mi caso siento una profunda conexión con el catolicismo, y con algunos aspectos del budismo, aunque también resuenan en mí otras sabidurías espirituales como el Tarot y la carta astral. Esto es lo que a mí me ha servido para iniciarme en el camino espiritual y sentirme conectada con algo superior, pero tú tendrás que encontrar tus propias fuentes. Todo lo que te resuene, te eleve en una sensación de bienestar para tí mism@, los otros y el mundo,  todo lo que te haga ser LUZ, y que no esté alineado con aspectos de Oscuridad es válido.

Para terminar, las emociones incómodas, como la culpa, la envidia, el miedo o el vacío existencial no están para importunarnos, sino que tienen su razón de ser, están para ser escuchadas. Negarlas o no escucharlas nos hace perder la oportunidad de hacer cambios positivos en nuestra vida.
Hacer caso a esa sensación de no estar plena o de sentir que "nos falta algo", puede ser una especie de brújula personal u oráculo. Mientras ese sentimiento persista, debemos seguir buscando, y cuando acabe, sabremos que hemos llegado a la meta.
Te invito a que en verdad escuches a tu ser esencial, y que no te conformes con una vida sin el sentido profundo que anhelas, sino  que indaga dentro de ti y comprométete con acciones para evitar ese vacío, que puede ser el comienzo de un viaje maravilloso y fantástico a una vida más plena.






domingo, diciembre 09, 2018

My love - Sia



My love - Mi amor, Sia.

My love, leave yourself behind - Mi amor, déjate llevar
Beat inside me, leave you blind - Palpita dentro mío, deja esa ceguera
My love, you have found peace - Mi amor,  has encontrado la paz
You were searching - Que buscabas
for release - para liberarte.

You gave it all - Lo diste todo
Into the call -  en la llamada
You take a chance and - Te arriesgaste y
You took a fall for us - Caíste por nosotros.

You give thoughtfully, loved me faithfully - Tu llegaste pensativo, me amaste fielmente
You taught me honor, you did it for me - Me enseñaste acerca del honor, lo hiciste por mí.

Tonight you will sleep for good - Esta noche dormirás para siempre
You will wait for me,  my love - Esperarás por mí, mi amor

Now I am strong (Now I am strong) - Ahora soy más fuerte (Soy más fuerte)
You gave me all - Tú me diste todo
You gave all you had and now I am home - Tú me diste todo lo que tenías y ahora estoy en casa

My love, leave yourself behind - Mi amor, déjate llevar
Beat inside me, leave you blind -Late dentro mío, Deja la ceguera
My love, look what you can do - Mi amor, mira lo que puedes hacer
I am mending, I'll be with you - Me estoy recomponiendo para estar contigo

You took my hand and added a plan - Tomaste mi mano e hiciste un plan
You gave me your heart - Me diste tu corazón
I asked you to dance with me -Yo te pregunté si querías bailar conmigo

You loved honestly - Tú me amaste honestamente
Did what you could release - ¿Qué es lo que quieres dejar en libertad?

I know in peace you go - Se que en paz te vas
I won't relieve this love - No voy a renunciar a este amor

Now I am strong (Now I am strong) - Ahora soy más fuerte (Soy más fuerte)
You gave me all - Tú me diste todo
You gave all you had and now I am home - Tú me diste todo lo que tenías y ahora estoy en casa

My love, leave yourself behind - Mi amor, déjate llevar
Beat inside me, I'll be with you. - Palpita dentro mío, Estaré contigo.

jueves, diciembre 06, 2018

Te amo... perdóname mi Amor...

Te amo, ¡Perdóname mi amor! ¡me apresaste como a un pájaro enjaulado! mi corazón se estremeció de dicha , cayó su velo y quedó desnudo.
Cúbrelo tú de piedad, ¡Y perdóname mi amor!
Si no puedes quererme, ¡ perdóname mi dolor! ¡No me mires así, desde tan lejos! . Me arrastraré callada a  mi rincón y me sentaré en la sombra, taparé mi vergüenza con mis manos. No me mires, así ¡y perdóname mi dolor!
Si me quieres ¡ perdóname mi alegría ! No te rías de mi,  porque ves que mi corazón me estalla, en este mar de dicha. Cuando me siente yo en mi trono y reine sobre ti, tirana de amor; cuando, como una diosa, yo te conceda mis favores, sé indulgente con mi orgullo, ¡y perdóname mi alegría!

Cuando vengo a despedirme de ti , una sonrisa incrédula te salta en los ojos. Me he despedido tantas veces ya , que siempre crees que he de volver ; y a decir verdad, yo lo creo como tú ... Porque los días de primavera vuelven y  vuelven , y la luna llena se despide y vuelve ; y vuelven las flores a las ramas ... si yo te digo adiós, ¿ por qué no he de volver también ?
Pero guarda un momento la ilusión; ¡no la espantes tan rudamente! Cuando te digo que me voy para siempre, créeme; y que un velo de lágrimas haga más hondos tus ojos , un instante , luego, cuando yo vuelva, ¡ríete burlonamente de mi cuanto quieras!

Si tú lo quieres, dejaré de cantar. Si asusto a tu corazón dejaré de mirarte, si te soy inoportuna, me alejaré por otra senda. Si equivoco  el camino, cuando estas cogiendo flores, no iré más por tu jardín solitario. Si mis remos te alborotan el agua , no llevaré más mi barca por tu orilla.

Guardé del viento la vela con mi manto, y la luz se me apagó. Apreté la flor contra mi corazón , ansiosa de cariño,  y se me quemó la flor. Atesoré el agua para que fuese,  para mí, y se secó la fuente. Quise llegar a un son que no alcanzaba mi arpa,  y la cuerda se me saltó.

Fragmentos del Jardinero de Tagore.