lunes, marzo 12, 2007

...Dulce amiga, tu me miras.


Escríbeme algo lindo...me dices.
¿Algo lindo como tú?...Me pregunto.
Llegaste a aliviar un poco mi cansancio, el peso de esta vida.
Lo necesitaba...y es por eso que siento que te necesito tanto.
Cuando miro tus ojos y percibo esa ansia de contacto, de penetrar hasta mis más reconditos pensamientos, cuando veo tu felicidad al final del amor....cuando ansío protegerte y me embarga la ternura, deseo ser tuya plenamente.
La felicidad es sólo un segundo, sin embargo últimamente en ciertos momentos, hemos sido capaces de alargarla por unas horas y hasta un día completo.
Gracias por eso, por ayudarme a olvidar por un breve instante, lo miedos que me destrozan, por acompañarme y cuidarme, por estar conmigo cuando te necesito.
Te quiero.


Dulce amiga, me miras

Dulce amiga, me miras asombrada,
no puedes comprender por qué estoy llorando;
deja que el inusitado adorno de las perlas húmedas
se entremezcle claro y alegre en mis ojos.
¡Si pudiera expresar con palabras lo que quiero decir!,
quiero musitar en tu oído todo mi placer.
¿Conoces ahora las lágrimas que yo puedo derramar?
Quédate en mi corazón, siente sus latidos,
deja que te oprima más y más fuerte.
En mi lecho donde se oculta silencioso mi sueño de amor,
llegará la mañana, en que el sueño despierta,
y con ello tu imagen que se rie de mí.

"Vida y Muerte de Una Mujer ----------- Robert Schumann"

2 comentarios:

AnaiLé dijo...

Hola chica!.. acabo de encontrar tu blog.. Me ha gustado.. Veo que te gusta Imogen Heap y ademas has leído FingerSmith de Sarah Water, a mi también me gustan!!..
Saludos linda.. Te sigo leyendo!..
AnaiLé.

june dijo...

Gracias por el comentario y los saludos.